Menú

Blog.

Categorías

Vender una inversión en el mercado secundario: a la par, con prima o al descuento


El mercado secundario de facturas permite a los inversores comprar y vender una inversión en tres modalidades diferentes: a la par, con prima y al descuento

Cuando éramos pequeños e intercambiábamos cromos, canicas y demás objetos llevábamos a cabo una negociación. A veces el trueque se hacía con cromos de igual valor. En otras ocasiones, cedíamos un cromo que teníamos repetido por otro que, aunque valiese menos, no poseíamos aún. Y en las situaciones más ventajosas, aprovechábamos que teníamos un cromo que todo el mundo quería para conseguir muchos cromos en el intercambio. Este juego de niños, una suerte de iniciación al mundo de las inversiones, nos permite observar cómo se puede vender una inversión en el mercado secundario de facturas del marketplace de Inversa.

El intercambio de cromos de igual valor ejemplifica a la perfección la compraventa de efectos a la par.

La cesión de un cromo por otro de menor valor, podría compararse con la transacción de títulos al descuento.

Mientras que el intercambio de un solo cromo por un conjunto de cromos que suman más valor, se asemeja a la venta de inversiones con prima.

¿Y si pasamos del símil a la realidad? En este artículo vamos a explorar las diferentes formas que existen de vender una inversión en el mercado secundario de facturas de Inversa Invoice Market: con prima, a la par y al descuento.

¿Por qué acudir al mercado secundario de facturas?

Las plataformas de financiación alternativa online como Inversa tienen como objetivo ayudar a las empresas a financiarse y posibilitar que los inversores puedan rentabilizar sus ahorros. En los marketplaces de crowdfactoring, crowdlending o crowdequity se concilian tanto los intereses de las empresas con los de las personas dispuestas a invertir en ellas.

Por ello, resulta evidente, que el grueso de las operaciones que tienen lugar en lnversa se producen en el mercado primario, donde las empresas suben sus facturas aún no cobradas para anticipar el ingreso de sus importes y poder disponer de liquidez en el corto plazo.

Pero a mayores de este mercado primario, la plataforma de Inversa cuenta con un mercado secundario de facturas. En este mercado los inversores pueden vender y adquirir efectos comercializados previamente en el mercado primario. Dicho de otra forma, los inversores pueden vender una inversión que han realizado y obtener, ellos mismos, liquidez para seguir invirtiendo.

O, visto desde el otro punto de vista de la relación, los inversores tienen una segunda oportunidad para invertir sus ahorros en una determinada factura o empresa de la economía real.

¿Cómo se puede vender una inversión en el mercado secundario? ¿El inversor puede realizar un descuento para conseguir que su inversión sea atractiva? ¿Es posible que, en cambio, el inversor opte por vender los efectos a un precio mayor del que los adquirió originalmente?

El mercado secundario de facturas de Inversa habilita tres opciones diferentes para vender una inversión.

Vender una inversión con prima

A las personas atentas les suele ir bien en la vida. En lo que respecta al mercado financiero y de inversión, estar al tanto de los productos y opciones de inversión es crucial. Las buenas inversiones vuelan.

Por ello, si un inversor ha adquirido unos efectos especialmente interesantes, puede intentar rentabilizar su inversión por segunda vez. ¿Qué queremos decir con esto?

En el marketplace de Inversa, cuando un inversor financia una factura, recibe la rentabilidad comprometida por adelantado, una vez que la factura está financiada en su totalidad. Mientras que el dinero que ha invertido no lo recupera hasta que se cumpla el plazo de vencimiento de la factura y la empresa que deba pagarla abone el importe correspondiente.

En este ínterin, el inversor puede decidir vender su inversión y obtener una nueva rentabilidad. ¿Cómo? Vendiéndola con una prima.

De tal forma que el vendedor ofrece su inversión por el precio de la misma más una prima. Por ejemplo, si el inversor original ha invertido 1.000 euros en financiar una factura procede a venderla en el mercado secundario por ese precio más un 5% de prima. Lo que implicaría que el importe de la inversión ascendería a 1.050 euros.

Esto implica que el inversor que vende suma a la rentabilidad original obtenida, el importe de la prima por la que vende su inversión. Además, claro está, de obtener liquidez para poder realizar otras inversiones antes de que la inversión original le sea devuelta.

¿Qué gana el inversor que compra? Adquirir una inversión especialmente interesante, por ejemplo, por el prestigio y la reputación de la empresa que está detrás. Así como otras cuestiones relacionadas con la inversión ética.

Al vender una inversión a la par, el inversor la vende por el mismo precio por el que la adquirió

Efectuar la transacción de una inversión a la par

En algunos casos, los inversores no desean vender una inversión para obtener una prima, sino que solo buscan venderla para conseguir liquidez en el corto plazo y poder seguir invirtiendo.

Por ello, no la ofertan en el mercado secundario con una prima, sino que lo hacen a la par. ¿Qué quiere decir esto?

Si la inversión tiene un valor de 1.000 euros, el inversor la vende a dicho precio. De tal forma que el inversor que la adquiera deberá abonarle 1.000 euros.

Adquirir una inversión al descuento

La tercera modalidad disponible en Inversa para vender una inversión en el mercado secundario es al descuento.

Mediante esta opción los inversores que quieren vender una inversión buscan aumentar su atractivo en el mercado incorporando un descuento al precio por el que la ofertan.

Es decir, si la inversión tiene un valor de 1.000 euros, pueden decidir aplicarle un descuento del 5%, de tal manera que el precio de la inversión sea 950 euros.

De tal forma que el inversor que vende sacrifica parte de su rentabilidad para lograr liquidez en el corto plazo. Mientras que el inversor que adquiere la inversión logra una rentabilidad que se hará efectiva cuando la empresa que debe abonar la factura ingrese el dinero y todos los inversores que la financiaron recuperen las inversiones acometidas.

Así, si en el mercado primario los inversores pueden lograr una rentabilidad inmediata, en el secundario pueden lograr dicha rentabilidad, pero lo harán a la hora de recuperar las inversiones.

Vender una inversión al descuento es una opción interesante para los inversores que necesitan liquidez lo antes posible. Mientras que adquirir esta clase de inversiones puede ser muy interesante para aquellos inversores interesados en los efectos que se ofertan, pero que no pudieron adquirirlos en el mercado primario.

Mayor libertad para gestionar las inversiones

La posibilidad de vender una inversión en el mercado secundario contribuye a fortalecer uno de los pilares de una plataforma de crowdfactoring como Inversa: dotar de mayor libertad a los inversores.

¿Por qué? Los inversores pueden decidir en qué empresas invierten, cuánto dinero destinan a cada inversión y cuándo la llevan a cabo, teniendo a su disposición toda la información financiera necesaria: importe de la factura, rentabilidad, riesgo, calificación crediticia, fecha de vencimiento… Y, a la vez, también tienen a su alcance la posibilidad de:

  1. Vender las inversiones que han realizado. Lo que implica que puedan obtener liquidez para seguir invirtiendo, alimentando, de esta manera, el mercado primario de facturas.
  2. Adquirir efectos que ya no están disponibles en el mercado primario. Esto permite a los inversores hacerse con efectos que son de su interés, pero que se le escaparon cuando estuvieron disponibles en el mercado primario.
  3. Obtener una rentabilidad extra por su dinero. Vender una inversión, ya sea al descuento o con prima, conlleva que un inversor lograr una rentabilidad por su dinero, más allá de la que se paga en el mercado primario. Así, los inversores que venden con prima, logran un dinero extra de forma inmediata al comercializar su inversión. Mientras que los inversores que adquieren al descuento lograrán una rentabilidad una vez que el importe de la inversión sea devuelto.

Habida cuenta de lo que venimos de exponer, podemos observar cómo el mercado secundario de facturas contribuye a aumentar la autonomía y la capacidad de acción de los inversores, dinamizando la inversión y, por ende, la financiación de las empresas de la economía real. Vender una inversión es posible y puede resultar beneficioso para múltiples inversores.

Si quieres contribuir en el blog de Inversa como experto hazte socio del conocimiento.

Llámame ahora

Llámame mas tarde

Deja un mensaje

Te llamamos de forma totalmente gratuita.

Te llamamos cuando mejor te venga de forma totalmente gratuita.

Deja tu mensaje y nos pondremos en contacto contigo lo antes posible.

Chámenme agora

Chámenme despois

Deixar mensaxe

Chamámosche de forma totalmente gratuíta.

Chamámosche cando mellor che veña de forma totalmente gratuíta.

Deixa a túa mensaxe e poñerémonos en contacto contigo canto antes.

Colabora con el blog de Inversa
Hazte socio del conocimiento.