Blog.

Crowdlending: Democratizar los préstamos

Blog
17 November 2022
Democratizar los préstamos permite que múltiples inversores financien a empresas de la economía real

Los préstamos son productos financieros que tienen una importancia trascendental para el funcionamiento de nuestra economía. Mediante los préstamos, tanto las familias como los negocios, pueden saciar sus necesidades de liquidez. Ya sea porque tienen que hacer frente a algún imprevisto, porque desean realizar una inversión o porque, como se dice popularmente, en el mundo de los negocios hace falta dinero para hacer más dinero. Por ello, el auge de las plataformas de crowdlending tiene una enorme trascendencia social y económica, ya que contribuye a democratizar los préstamos y facilitar el acceso a los mismos a personas y pequeñas empresas, pero también permite a los ahorradores apostar por estos productos para sacarle rentabilidad a su dinero.

La revolución digital que hemos vivido a lo largo de las últimas décadas ha democratizado el acceso a la tecnología. Hoy en día, la inmensa mayoría de la población cuenta con un smartphone, el uso de internet está absolutamente extendido y gran parte de los negocios están exprimiendo las ventajas y potencialidades de la economía digital.

Pues bien, la irrupción de las FinTech, proyectos innovadores que combinan potentes desarrollos tecnológicos con el ámbito de las finanzas ha permitido, también, democratizar los préstamos y otros productos y servicios de financiación e inversión. Los marketplaces de financiación alternativa han abierto, así, un nuevo catálogo de posibilidades para las empresas y personas que necesitan financiarse y los pequeños ahorradores que quieren invertir su dinero.

En este artículo, vamos a explorar cómo el crowdlending está contribuyendo a democratizar los préstamos y ofrecer soluciones que se ajustan a las necesidades y objetivos de las pymes y los inversores.

Crowdlending P2P y P2B: Personas invirtiendo en personas y negocios

El crowdlending, como ya nos deja claro el propio concepto, es un modelo de financiación alternativa online mediante el que múltiples inversores financian a una empresa o persona a través de un préstamo.

Aunque existen otras tipologías de crowdlending como los préstamos inmobiliarios, las dos principales variantes son el crowdlending P2P y, sobre todo, el crowdlending P2B.

El crowdlending P2P hace referencia a préstamos peer to peer. Es decir, entre una persona y otra. De tal manera que el inversor es una persona que decide financiar a otra mediante un préstamo. El prestatario tendrá que devolver el dinero concedido y, además, hacerse cargo de los intereses del préstamo, que irán a parar al prestamista o inversor.

Mientras que el crowdlending P2B gira en torno a los préstamos peer to business. A través de estos préstamos colaborativos, múltiples ahorradores pueden financiar a una empresa acordando un préstamo. Esta modalidad de crowdlending está siendo clave a la hora de democratizar los préstamos y contribuir a que los negocios puedan financiarse en el corto plazo y ampliar sus vías para obtener liquidez más allá del sistema bancario tradicional.

Democratizar los préstamos para ampliar los canales de financiación de las personas y los negocios

Lejos quedan ya los tiempos en los que en cada pueblo había sucursales bancarias de múltiples entidades financieras. La concentración bancaria experimentada en lo que va de siglo ha reducido el número de actores que conforman el sector y, con ello, la oferta de productos financieros.

Frente a la tendencia del sector bancario a concentrar el negocio en pocas entidades, agudizada tras la crisis financiera de 2008, la aparición y crecimiento de las plataformas de crowdlending abre nuevas posibilidades para democratizar los préstamos.

Estos marketplaces no solo ofrecen productos alternativos a los del sistema financiero tradicional, sino que abren la puerta a nuevos inversores. Posibilitando que se establezcan relaciones entre las empresas de la economía real y los ahorradores, al margen de los rígidos mecanismos de las entidades tradicionales.

Si los ordenadores personales democratizaron el uso de la informática, convirtiendo a las computadoras en bienes presentes en casi todos los hogares y empresas, los marketplaces de crowdlending sirven para democratizar los préstamos, facilitando que las personas y las empresas puedan contratar estos productos y ser financiadas por múltiples inversores.

Apoyar proyectos personales, profesionales y empresariales que necesitan dinero para crecer

Desde pequeños estamos acostumbrados a los préstamos. En el mundo analógico, los niños se prestaban canicas, coches de juguete o muñecos. Y en el digital, videojuegos. Estos préstamos informales y en los que no se solicitaba nada a cambio, nos permiten apreciar lo intrincado que está el concepto en nuestra forma de vivir.

Siendo ya adultos, descubrimos que los préstamos son mecanismos de financiación claves para poner en marcha muchos de nuestros proyectos.

Por desgracia, no todo el mundo cuenta de antemano con la liquidez que necesita para poner en marcha sus proyectos. Ya sea estudiar una carrera o un máster, abrir un negocio, invertir en una nueva tecnología para una empresa o emprender su expansión a otros mercados.

En estas situaciones por las que todos pasamos en algún momento, entran en juego los préstamos. Obtenemos dinero para poder materializar nuestros planes e implementar las decisiones que hemos tomado. Todo ello nos permitirá aumentar nuestros ingresos de dinero y, así, devolver el importe del préstamo y hacer frente a los intereses de la operación.

Al democratizar los préstamos, el crowdlending potencia que más empresas y personas puedan obtener liquidez y pone a su disposición productos financieros que se ajustan a sus necesidades y objetivos.

De esta manera, las plataformas de crowdlending se convierten en palancas para incentivar el crecimiento económico y la consolidación de proyectos profesionales y empresariales generadores, a su vez, de riqueza.

El crowdlending contribuye a democratizar los préstamos y facilitar que los pequeños ahorradores puedan invertir su dinero

Más inversores y mayor autonomía a la hora de invertir

En las diferentes modalidades de crowdlending, ¿quién apoya a las personas y empresas a la hora de obtener financiación para llevar a cabo sus proyectos? Miles de pequeños inversores

Esto supone un enorme cambio de paradigma que contribuye a democratizar los préstamos, tanto en el terreno de los actores que pueden solicitarlos, como en lo que respecta al tipo de ahorradores que pueden invertir su dinero y convertirse en prestamistas.

Plataformas de financiación alternativa como Inversa Invoice Market establecen una cantidad de dinero mínima para comenzar a invertir.

En el caso de nuestro marketplace, los ahorradores pueden emplear su dinero para apoyar a empresas y rentabilizar su dinero a partir de tan solo 20 euros.

De esta manera, las plataformas de financiación alternativa logran dos objetivos clave a la hora de democratizar los préstamos en particular y el acceso a los productos de inversión en general:

  • Aumentar el número de personas que pueden invertir y convertirse en prestamistas.
  • Incrementar el nivel de autonomía de los inversores, que deciden de manera independiente en qué proyectos desean confiar a la hora de invertir su dinero.

¿Cómo logran las FinTech esto? Gracias a sus marketplaces, extraordinariamente fáciles de usar y que muestran toda la información necesaria para que los ahorradores deliberen en qué proyectos desean invertir su dinero. Desde la tipología del proyecto, hasta su rating, pasando, claro está, por los intereses de la operación y el plazo de devolución del dinero invertido.

Sacarles partido a los ahorros apostando por empresas de la economía real

Habida cuenta de lo que venimos de abordar, podemos dilucidar que una de las claves del crowdlending es que conjuga, por un lado, todos los beneficios de la financiación alternativa para las empresas de la economía real. Y, por otro, las claves de la inversión ética. Es decir, el deseo de los inversores de dedicar su dinero a proyectos con los que compartan valores y objetivos y que tengan un impacto positivo en el tejido socioeconómico local.

A diferencia de otras modalidades de financiación alternativa, el crowdlending combina a la perfección esta dimensión ética, con la obtención de beneficios económicos.

Así, democratizar los préstamos puede ser un paso trascendental a la hora de apostar por una inversión éticamente responsable y, a la vez, permitir que los pequeños ahorradores accedan a los productos financieros y puedan sacarles partido a sus ahorros.

De tal manera que un pequeño inversor puede rentabilizar su dinero y, de paso, apoyar a empresas de la economía real, proyectos innovadores y negocios que respondan a sus motivaciones, anhelos y visión del mundo.

En definitiva, al democratizar los préstamos, los marketplaces de crowdlending están ayudando a miles de empresas a obtener liquidez en el corto plazo para crecer y consolidarse en un mundo cada vez más complejo y acelerado, a la vez que facilitan a los pequeños ahorradores la posibilidad de invertir de forma autónoma su dinero y lograr incrementar los ahorros que con tanto esfuerzo y trabajo han cosechado.

ahorros Crowdlending empresas Financiación Alternativa inversión ética inversores marketplaces préstamo productos de inversión
Inversa Team
Inversa Team

Si quieres contribuir en el blog de Inversa como experto hazte socio del conocimiento.

Iniciar sesión