Inversa academia.

Diversificación o cómo diluir el riesgo financiero.

Formación
3 March 2020
Diversificación o cómo diluir el riesgo financiero.

Según la Rae diversificar es "convertir en múltiple y diverso lo que era uniforme y único", pero esta definición tiene múltiples lecturas.

Desde un punto de vista económico podemos hablar de:

Diversificación de mercados.

Cuando una empresa observa una gran saturación en su mercado habitual una buena estrategia para incrementar sus ventas puede ser la búsqueda de nuevos mercados en los que poder vender sus productos o servicios.

Puede darse también el caso de todo lo contrario, que tenga exceso de recursos y encontrar nuevos horizontes donde vender sea una magnífica oportunidad de darles salida.

Colateralmente a estos objetivos las empresas además consiguen disminuir sus costes de producción.

Diversificación de productos.

Ofrecer nuevos productos  es una forma de sacar mayor rendimiento a algo sumamente valioso como es nuestra cartera de clientes y también puede suponer ampliarla llegando a nuevos compradores.

Diversificación financiera:

- Como Inversor se trata de disminuir, "diluir" el riesgo de pérdida repartiendo la inversión entre distintos productos, entidades, mercados, sectores, plazos de tiempo etc. Para entender el concepto haremos un símil imaginando que nuestro riesgo está concentrado en una gota de sabor amargo, pues bien, no será lo mismo diluirla en uno o dos vasos de agua que en el equivalente a una piscina. En el primer caso el amargor será muy desagradable, en el segundo será imperceptible, y de esto es de lo que se trata, que el impacto de una posible pérdida sea imperceptible en el conjunto de nuestra inversión, de nuestro portofolio financiero.

Diversificación o cómo diluir el riesgo financiero.

Pondremos un ejemplo:

Supongamos que tenemos 10.000 € ahorrados y decido invertirlos en un sólo producto A con la esperanza de obtener una rentabilidad. Pero resulta que al final no sólo no he sacado beneficio sino que mi inversión ha perdido valor en un 2% y ahora sólo podría obtener 9800 € por ella. Tendremos que asumir una pérdida de 200€.

Ahora supongamos que hemos repartido la inversión entre varias opciones: 3000€ en el producto A, 3000€ en el B4000€ en el C. El primero, el A, ya vimos que nos dió una pérdida de un 2% pero los otros dos nos han dado una ganancia de un 4% y un 5% respectivamente. El resultado total de toda nuestra inversión será el siguiente.

A: pérdida  2% de 3000€= -60€

B: ganancia 4% de 3000€=120€

C: ganancia 5% de 4000€= 200€

El resultado total de toda mi cartera de inversión será una ganancia de 200+120-60=260€

La pérdida de 60€ se ha diluido en el total y en el conjunto de mi inversión en vez de una pérdida de 200€ como en el primer supuesto he obtenido una ganancia de 260€. Esto es el resultado de haber diversificado.

 Pero puntualicemos y profundizemos algo más sobre cómo diversificar, porque dependerá de varios factores; el primero y más importante, el riesgo que estemos dispuestos a asumir; es obvio que cuanto más riesgo asumimos más recomendable será la diversificación y por el contrario si hablamos de productos de muy bajo riesgo no será tan necesario, pero incluso puede que estemos dispuestos a asumir diferentes grados de riesgo y entonces la cuestión será dónde invertir más. Aquí entran en juego otros factores como el perfil más o menos conservador de cada persona, el nivel de rentabilidad que queramos obtener o el plazo de retorno que busquemos para nuestro dinero. 

Actualmente están surgiendo nuevas opciones de inversión como las plataformas de  crowdfactoring en las que el hecho de diversificar es inherente a su propio funcionamiento. Plataformas como INVERSA ofrecen un marketplace muy variado pudiendo elegir entre facturas y pagarés de diferentes empresas, con distinta rentabilidad , distinto riesgo y plazos de retorno variados, siempre dentro del C/P(hasta un máximo de 180 días).

- Como Empresa, es importante diversificar nuestro pull financiero para garantizar que siempre vamos a tener los recursos suficientes para afrontar los diferentes gastos e inversiones. Si continuamos con el símil del agua en este caso se trata de tener más de un grifo disponible para no quedarnos "secos", es decir, sin los recursos necesarios.

Diversificación o cómo diluir el riesgo financiero.

En este caso se trata de "diluir" el riesgo de insolvencia.

Por eso cuantas más opciones de financiación existan en el mercado más beneficiado saldrá el tejido empresarial y por tanto la economía en general. La irrupción de las plataformas de crowdlending o crowdfactoring suponen una fuente alternativa, otro grifo de financiación complementario a los ya existentes que permite mejorar y diversificar el pull de la empresa y en muchos casos aliviar situaciones de exclusión financiera.

Es importante a la hora de afrontar un negocio tener elaborada una buena previsión de gastos e inversiones y las distintas fuentes de financiación necesarias tanto a corto, medio y largo plazo, así como nuestra capacidad de endeudamiento bancario, la política de pago de cuotas de intereses e impuestos y un buen plan de amortización de inmovilizado.

Uno de los errores más comunes es preocuparse sólo de crecer sin prever si vamos a tener los recursos necesarios para afrontar lo que ese crecimiento va a suponer.

 

Al final cada individuo o cada empresa debe tomar sus propias decisiones pero es incuestionable que diversificar aporta tranquilidad financiera.

Diversificación o cómo diluir el riesgo financiero.

 

Crowdfactoring diversificación inversiónsegura
Berta Otero Serantes
Berta Otero Serantes
CMO

Si quieres contribuir en Academia Inversa como experto hazte socio del conocimiento.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experencia y nuestros servicios analizando la navegación en nuestra Web. Si continúas navegando entendemos que aceptas nuestra Política de cookies.