Menú

Blog.

Categorías

Factores que explican la rentabilidad casi nula actual de los depósitos bancarios

El fin de un depósito es captar el ahorro de los inversores con el fin de financiar inversiones o para conceder financiación a otras personas o empresas (créditos, hipotecas, préstamos, etc.).

La diferencia entre los intereses que los bancos cobran por los préstamos que conceden y los intereses que tienen que pagar de los depósitos que captan es lo que determina su beneficio.

Pero, ¿qué factores determinan el interés que las entidades deciden pagar por esos depósitos?

Podemos apuntar por una parte a la ley de la oferta y la demanda. Es sencillo: si los ciudadanos ahorran mucho, habrá mucho dinero disponible, por tanto nos ofrecerán un menor interés. Todo lo contrario pasará si no se ahorra: los bancos tendrán que pelear por ese dinero y para conseguir atraernos nos ofrecerá un mayor interés.

No obstante es otro factor el que está afectando más a la bajada de tipos y a la nula rentabilidad de este producto. La política del Banco Central europeo de reducción de tipos, que han llegado a ser negativos, ha sido determinante. Esto es debido a que el tipo marcado por el BCE es lo que le costarán los préstamos a los bancos, es decir, nada. ¿Por qué van a pagar por obtener dinero de los ciudadanos si lo pueden conseguir sin coste por esta vía? Por eso cuanto más bajos sean los tipos de interés de los bancos centrales, menos rentabilidad ofrecerán los depósitos.

Si quieres contribuir en el blog de Inversa como experto hazte socio del conocimiento.

Llámame ahora

Llámame mas tarde

Deja un mensaje

Te llamamos de forma totalmente gratuita.

Te llamamos cuando mejor te venga de forma totalmente gratuita.

Deja tu mensaje y nos pondremos en contacto contigo lo antes posible.

Chámenme agora

Chámenme despois

Deixar mensaxe

Chamámosche de forma totalmente gratuíta.

Chamámosche cando mellor che veña de forma totalmente gratuíta.

Deixa a túa mensaxe e poñerémonos en contacto contigo canto antes.

Colabora con el blog de Inversa
Hazte socio del conocimiento.